jueves, 24 de julio de 2008

Un secreto

C viaja mucho. Demasiado para mi gusto. Incluso para el de él.
Pero últimamente, más. Sé que será solo por un tiempo, pero sé que es demasiado.
Y sé que es, en parte, por mí.

Eso es algo que debe agradecerse, y se agradece, pero una también se siente presionada... por aquello de... "lo hace por mí".

Así que ayer, fuí a verle. De noche. Me escapé corriendo a verle. Sólo para poder dormir en sus brazos. Nada más.

No hubo sexo, cosa que jamás hubiéramos pensado, ni quien suscribe, ni ninguno de los que leéis este blog, por supuesto. Pero no, no hubo sexo.

Yo llegué con las ansias de mimos por las nubes, y sólo deseaba sus abrazos, y sus manos enredando mi pelo...

Ya lo véis... Aquí está mi secreto. Malena, también es terriblemente mimosa...

4 comentarios:

Erotismo dijo...

los mimos son una gran base para el erotismo... y sin erotismo, el sexo es muy limitado!

Tane dijo...

Que me gusta tu blog...

Fer dijo...

Me encantan las descripciones de los juegos, por supuesto que me gustan y me ponen. Pero eso de dormir juntos una noche sin sexo, es una confesión audaz y valiente en el contexto de los blogs eróticos, en los cuales parece algunas veces que los sentimientos o se manifiestan en forma de poesías curilonas y mal versificadas, o bien sencillamente no existen.

Patri dijo...

pues es genial que tú decidas como y de que manera compartes tu noche con c...Claro que si, es tú decisión. Un besazo.